sábado, 29 de enero de 2011

ingravidez

  1. En ocasiones, ¿a quién no le gustaría sentir una placentera sensación de ingravidez?... Newton, ya hace algún tiempo, nos demostró al resto de los humanos, de forma fehaciente, el porqué no nos es permitido… a pesar de que, en el agua y en otros fluidos, las leyes de la física no nos lo impiden.
    En la actualidad hay suertudos, como nuestro Pedro Duque, que pueden darse ese gustazo, aunque eso sí, siempre a muchos kilómetros en dirección contraria del centro de nuestra querida tierra y embutido en un traje especial y espacial. Mas cerca del centro de la tierra nos podemos permitir algunas experiencias que nos harán sentir sucedáneos de esa sensación: podemos ir en globo, volar en parapente, caer en paracaídas, etc… en fin, emular a Ícaro en su imposible pretensión.
    Pero amigos, tampoco es algo tan extraño, pues todos, si, todos, hemos vivido esa experiencia… si volvemos hacia atrás en nuestro pasado -ojala lo pudiéramos recordar-… flotar en la ingravidez del vientre materno era nuestro estado natural antes de nacer… quizás por eso de forma inconsciente ese deseo nos invade a veces… pensando estas cosas estaba yo cuando se me ocurrió crear esta imagen que se acerca a esa idea.

jueves, 27 de enero de 2011

miércoles, 26 de enero de 2011

ajo

De todos es conocido que el ajo tiene muy buenas propiedades culinarias, que es un apreciado componente de nuestra dieta mediterranea, que acompaña estupendamente muchos de nuestros mas ricos manjares, pero no me quiero repetir mas y ahí teneis vuestro ajo:  

martes, 25 de enero de 2011

de eso se trata, de ver....

... con éste blog, un nuevo espacio donde enseñar mis dibujos. Como por ejemplo éste, que recrea una calle de Calcuta para un libro de Editorial Parramón.